Tu veneno

La pequeña luz iluminaba su corazón, rodeada de miles de sombras. Esquiva se volvió mientras creció entre la bondad de sus enseñanzas, evitando volverse su propio veneno.

Sin dudar nadie se lo puso fácil. No podemos hacer un juicio sobre su carácter, las sombras la hicieron ser fuerte,pero fría y distante.

Lucía sólo quería apagar la luz de su habitación, encender una cálida vela y cuidar de su principal espectador. El único que la veía cómo era.

Lo miraba fijamente …— Haz que esta vida merezca la pena, cruza los dedos y busca el viento a favor. Déjate ver en tu esencia, no como quieres que te vean. — Le susurraba unas sabias palabras del espectador.

Lucía en silencio asentía con la cabeza, pero ella sabía que no era tan fácil, ella misma dudaba de quien era y con los ojos encharcados, levantaba la cabeza se frotaba los ojos con la manga de su camisa y respiraba hondo.

—Déjalo ya, a quien quieres engañar. Hay veces que no tengo por qué tener el control.

—Tú, que decidiste que tu vida no valía, que preferiste maquillar tu identidad.

Anticipabas un futuro catastrófico, pero… hoy te preparas para el golpe más fantástico.

—No sé que es lo que me intentas decir…

— Le dijo a la defensiva, dándole la espalda.

—Tu eres tu propio veneno. Mírate.

Lucía miro a su espectador, aquel que admiraba en silencio.

—Mírate, observa más allá. — La dijo con una actitud autoritaria. — Amate como me amas a mí. No te sigas envenenando con tus inseguridades.

—Supongo que tienes razón…—Le dijo mientras una tormenta de lágrimas interrumpía su voz.

Lucia retrocedió en el tiempo y buscó en su interior, el por qué de su cambio, descubriendo que las sombras de su alrededor la hicieron cambiar, pero no había más culpablesque ella misma, inconscientemente obedeció a quienes rehuía y se convirtió en un ser peor que la sombras. Era victima y su propio verdugo, que se alimentaba de su propio veneno. Tras darse cuenta de todo, la venda se la desprendió de los ojos y miró a su espectador. Su voz se quebró al verlo.

—¿Tú? — Dijo sorprendida.

—Si mi querida Lucia. Soy yo, tu reflejo. Siempre he sido tú, aquel espectador que amabas en silencio. Sólo necesitabas abrir los ojos y darte cuenta que somos la misma persona. Aliméntate solo de amor y de coraje y deja ese veneno para las sombras.

Reseña “Del oscuro infierno al descanso eterno “

Anteriormente he leído relatos de esta autora ,Aneizar, en su maravilloso blog infiducia.WordPress.com

Del oscuro infierno al descanso eterno, es una novela corta que con solo leer el título ya sabes que es una invitación para adentrarte en una misteriosa aventura. La inquietante ilustración forman un conjunto intrigante.

Según te vas adentrando inconscientemente te ves atrapado junto con la protagonista en diversos enredos y misterios. Podría ser un libro normal, pero claramente no lo es. La autora, poseedora de una gran naturaleza lo refleja en cada párrafo,algo muy difícil de mostrar.

Sin duda es una novela que te mantiene en vilo hasta el final porque cada vez quieres más y más…

Es una de mis novelas favoritas que volveré a releer.

Desdicha

Loca y apresurarte vida. Desdichas y cobertizos que tapan las locuras. El poder de desvanecer van en aumento, nadie maduro oye los gritos aferrados en un mar de desequilibrio que grita apabullante quiero salir de aquí, me asfixio… la presión va en aumento y en vez de ayuda hay más lamentos…. y los demás, ¿donde se quedan?, ¿no tienen una vida que también deben aprovechar? Dicen que en esta vida hay un señor justiciero llamado tiempo,aquel que dicta la sentencia de cada uno. Veremos si es tan justo como se dice cuando llegue el momento. Jugar con egoísmo no es de listos aunque en el preciso momento se salga ligero. Aguardiente para el sol caliente que aparece en extrañas circunstancias. Quiérete tanto como si fueras el único superviviente en este mundo tan cruel y exigente.

Caminando

La esperanza es lo último que se pierde y pese a todos los baches de la vida siempre hay un rayo de luz que nos ilumina. Piedras muchas, que hay que sobrepasarlas y aunque pensemos que estamos sin salidas seguro que al final del camino está ese resplandor al que debemos mirar y caminar.

Dicen las viejas lenguas que el peor camino será el más recompensado. Camina solo o acompañado pero camina con la mano en el corazón siendo fiel a ti mismo, con la naturaleza que te hace único y especial y se tu mismo en cada pesar. Ten cuidado con esas sombras que te tenderán la mano a tu paso hacia la felicidad, son sombras del bosque que te quieren embaucar hacia la oscuridad . Nunca pierdas la esencia que el destino te cedió.